Idolatria de los Judios por Hector Briceno

November 20, 2018

Idolatria de los Judios por Hector Briceno

Titulo del libro: Idolatria de los Judios

Autor: Hector Briceno

Número de páginas: 90 páginas

Fecha de lanzamiento: January 16, 2017

Descargar Leer on-line

Idolatria de los Judios por Hector Briceno fue vendido por EUR 3,76 cada copia. Contiene 90 el número de páginas.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

A través de la lectura de este libro, veremos cómo los judíos creían en la magia y adoraban y hacían sacrificios a diferentes "dioses" todo esto a pesar de haber sido liberados del yugo egipcio donde estuvieron cautivos por más de 400 años.
Asimismo, se resalta a un pueblo terco que a pesar de haber sido testigos de los prodigios cuando faraón se rehusaba dejarlos salir, y de ver abrirse el mar rojo para darles pasó cuando eran perseguidos. Sin embargo, tan arraigada era la idolatría egipcia que confiaban más en los dioses del paganismo que en el Dios que los había liberado. Todo eso ocurrió en fechas posteriores al éxodo e inclusive durante el viaje a través del desierto.
Apenas Jehová había llamado al monte Sinaí a Moisés para recibir la nueva ley que regirá al pueblo israelita, en la cual el primer mandamiento indicaba no tener dioses ajenos ni adorarlos bajo ninguna circunstancia, pero Jehová le dijo a Moisés: baja ya de la montaña, porque el pueblo que sacaste de Egipto se está portando muy mal. ¡Qué pronto se han olvidado de obedecerme! Han fabricado un toro de oro, y lo están adorando. cuando bajó, vio que el pueblo y los sacerdotes adorando un becerro hecho de oro, rompió las piedras donde estaba grabada la ley que, era una ley superior; y cuando subió de nuevo, el Señor dijo a Moisés: "Te daré una ley que será como un ayo que los lleve a Cristo" era una ley ceremonial, algunos eruditos mencionan que la ley de ceremonias y ofrendas era para que en lugar de ofrendar a Dioses ajenos lo hicieran a Jehová, otros dicen que fue a la semejanza del hijo unigénito, pero a pesar de ser una ley dura y que requería el máximo sacrificio y rectitud, según nos enseñan las escrituras los hebreos anduvieron detrás de dioses ajenos. Se postraron ante los dioses paganos, sacrificaron seres humanos que frecuentemente eran niños inocentes, cometieron las aberraciones sexuales más degradantes ante Príapo y otras deidades sexuales.
No obstante, el Señor amonesta a los hijos de Israel a huir de la idolatría; les promete grandes bienes si son fieles en la observancia de sus preceptos, y anuncia los males con que serian afligidos si le faltan a la fidelidad. Sin embargo, el endurecerse después de los primeros castigos, les atraerá nuevas y mucho mayores desgracias. No obstante, la escritura dice que Dios no se cansará de herirlos hasta que confiesen sus pecados pidan perdón de sus iniquidades. Entonces se acordará de la alianza que hizo con sus padres, y les hará ver que él es el Señor su Dios.